Libro “Una Década de Evadas”

Muchas veces la vida nos presenta situaciones que no nos imaginamos.

Una de ellas tienen que ver con esto que finalmente resultó en este libro.

Personalmente, nunca me había imaginado ser un ecritor, puesto que he crecido con la generación de la Tecnología de la Información que no deja mucho tiempo para otros formatos como los de la lectura y escritura de libros trdicionales.

Sin embargo, el contexto histórico que me ha tocado vivir esta última década, después de la caída del Muro de Brlin y cuando todos habíamos pensado como el sociólogo norteamericano, Daniel Bell, que había llegado “el fin de las ideologías” y el encaminamiento de la humanidad hacia un futuro mejor,  en esta parte de América Latina y en Bolivia en particular, comenzaba un ciclo que se iría a caracterizar por la revalorización de paradigmas políticos fracasados una y otra vez, de histeria patriotera, de populismo barato  y de estupidez sin parangón, a nivel de sus máximas autoridades de gobierno, es decir, la mixtura  perfecta para el surgimiento del “Perefecto Idiota Latinoaricano“, este personaje ficcticio que habla sandeces y actúa como payaso de circo, al que Plinio Puleyo, Carlos Alberto Montaner y Álvaro Vargas Llosa,  describirían en detalle en el libro que denominaron “Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano”.

No es extraño entonces, que en Bolivia surgiera un Evo Morales que extrañamente el destino quizo asociar su nombre con la palabra que en América Latina la asociamos con la estupidez, (huevada) lo que finalmente dio origen a las “evadas” que caracterizan al actual Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

Lo anterior,  más una década de este señor en el poder, daba el título pefecto para esta antología del disparate, recopilada de las declaraciones y hechos de este personaje y del séquito que lo acompaña.

Sin embargo, como lo señalábamos anteriormente, no sólo surgió un Evo Morales en esta parte del continente, sino que los perfectos idiotas latinoamericanos, se fueron proliferando por todo el continente, como hongos venenosos en un bosque húmedo.

De esta manera, este libro incorpora “maduradas” (evadas del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, declaraciones fuera de tono del presidente del Ecuador, Rafael Correa, y de otros personajes de menor fuste en el ámbito de la estupidez, pero de igual impacto en el mundo de la disonancia racional.

Pero como lo señala antes, en mi condición de hijo de la Tecnología de la Información,  no podía de dejar de incorporar memes y enlaces a videos  de “evadas” gráficas y audiovisuales.

Espero que la recopilación y conextualización de estas “evadas” sean del agrado de los lectores y les sirva para identificar a los idiotas latinoamericanos que van ululando estupideces por doquier.

 

Javier Vega