Según ex funcionaria masista, en Bolivia más de 95 de cada 100 personas tenían trabajo “digno” en el gobierno de Morales